Entienda el principio

Después de haber pasado por las confesiones espirituales, miremos al principio que podría ser la clave para que sea partícipe de las provisiones de Dios con respecto a su sanidad.

Es probable que no exista otro asunto tan importante para la sanidad y su salud que el principio de LLAMAR LAS COSAS QUE NO SON.

Vemos en Romanos 4:17-22 que Abraham llegó a estar completamente persuadido de que Dios haría lo que había prometido. La manera en que llegó a ese convencimiento fue porque llamó aquellas cosas que no eran manifiestas como si lo fuesen. Sobre eso recogemos en el versículo 17: (Como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante De Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si lo fuesen. Romanos 4:17

Aquí Pablo se refiere a Génesis capítulo 17. Usted observará que Dios llamó Abram el padre de naciones antes de que tuviera al hijo prometido, y Él enseñó Abraham a hacer lo mismo. Dios cambió el nombre de Abraham, que significa “padre de naciones, o multitudes.” Este fue el medio que utilizó para convencer a Abraham de que pidiera lo qué todavía no tenia en realidad. Dios lo estableció por la promesa, pero Abram tenía que llamarlo a la realidad mezclando la fe con la Palabra de Dios.

Cada vez que decía. “ Yo soy Abraham”, estaba llamando las cosas que no eran manifiestas todavía. Abraham no negó que estaba viejo. No anduvo diciendo: “ No estoy viejo, porque estaba viejo. Por el contrario, decía: “Yo soy Abraham” (padre de naciones). Ese fue el método de Dios para ayudarlo a cambiar su imagen y eso hizo que estuviera completamente persuadido.

Pablo también arroja luz a este principio en 1 Corintios 1:27-28:

Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es.

En otras palabras, Dios usa fuerzas espirituales que no se ven para anular las cosas naturales que se ven. Este es el principio bíblico de llamar las cosas que no son como si fuesen.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s