¿Qué puedo hacer para ser feliz?

Se han propuesto muchos métodos para incrementar la felicidad, por la puesta en acción:

1. Estar activo y ocupado

2. Emplear mas tiempo en actividades sociales

3. Ser productivo en el trabajo que tenga sentido para nosotros

4. Ser organizado y planificar las cosas

5. Parar la preocupación excesiva

6. No tener muchas expectativas ni aspiraciones

7. Desarrollar una forma de pensar positiva y optimista

8. Vivir el presente

9. Trabajar para conseguir una personalidad saludable

10. Fomentar una personalidad social y extrovertida

11. Ser nosotros mismos, es decir, elegir lo que hacemos

12. Tener pocos sentimientos negativos y problemas

13. Cuidar las relaciones intimas

14. Valorar la felicidad

Las recetas para ser feliz abundan en cualquier libro de autoayuda, disfrutar-saborear, vivir el presente y responder constructivamente a las alegrías de los demás.

Disfrutar

Es la forma por excelencia que nos plantea nuestra sociedad, cuando alguien va a hacer alguna actividad, le deseamos que disfrute, no parece tan difícil, el disfrute no esta completamente bajo nuestro control.

Saborear es una metáfora, saboreamos lo que nos ocurre en el presente, pero también lo que nos va a ocurrir en el futuro.

Saborear

En el presente, saborear es el proceso de abrirnos plenamente a la atención plena de nuestras circunstancias, sentimientos y experiencias, aspectos de la actividad en la que estamos concentrados. Se trata ,por lo tanto, de lo que estamos haciendo, de manera que el tiempo fluya sin sentir. Además, si lo que hacemos va en la dirección de nuestros valores, será lo que mejor resultado nos de.

Expresar lo que sentimos incrementa nuestras sensaciones. En consecuencia, los resultados positivos, aumentando la intensidad de lo que experimentamos. Por ejemplo, pasar una hora bailando, etc. nos hará más felices.

Las experiencias pasadas las podemos saborear de varias maneras. La más importante es compartiéndolas con los demás, lo que incrementa nuestras relaciones personales, que son nuestra principal fuente de contacto. También podemos revivir nuestras emociones positivas en solitario con el único objetivo de rememorarlas, lo cual nos permite vivir con mayor intensidad de lógica o causal.

Compararnos con los demás nos puede producir emociones positivas remembrando nuestros objetivos logrados.

El recuerdo de lo que nos hicieron también nos hace daño , pero nos hace falta en el presente como una conducta necesaria para neutralizar emociones.

Cara a nuestro comportamiento futuro, es importante activar nuestro afán por tener éxito. Así fortalecemos la acción que nos da la probabilidad de que fracasemos y los sentimientos que ello nos provoque.

La escritura expresiva

Los efectos de escribir lo que se piensa y siente tiene efectos fisiológicos fuertes: mientras se realiza disminuye la ansiedad y después de escribir disminuye la tensión arterial.

Podemos, pues, escribir para nosotros mismos sobre nuestras emociones, sentirlas y, además, se ha comprobado que, haciéndolo mejoramos la manera de conocernos a nosotros mismos.

Expresar gratitud

Expresar gratitud es otra conducta que ha demostrado que provoca una emoción al hecho de algún favor que pone de manifiesto que mostrar agradecimiento es una mesura. Los experimentos han demostrado que cuando uno es agradecido obtiene un aumento significativo del bienestar.

Otro ejercicio que se ha propuesto para mostrar gratitud es escribir una carta de agradecimiento, incluso, aunque no se mande la carta el efecto es similar.

Actos de generosidad

Buscar la felicidad puede parecernos un acto egoísta, realizar actos de generosidad que sean simples y sencillos como sujetar la puerta a quien entra detrás o a quien lo necesita, lavar los platos del compañero de piso, etc. Si estos actos se convierten en rutina, dejan de provocar tal efecto.

El altruismos y la compasión nos hacen felices. La compasión aprovecha el efecto demostrado como el autocriticarse, que tienen consecuencias terribles en nuestro bienestar.

Responder constructivamente a los éxitos y alegrías de los demás.

Si realmente nos alegramos con aquellos que han tenido algún éxito mostrándoselo claramente, permitiéndole expresarse con amplitud, o se lo contamos a otros; fomentamos nuestras emociones positivas.b

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s