Vale más mil signos que una imagen

Nuevamente, mi pareja y yo, hemos adoptado otra importante decisión, en este caso, relacionada con nuestra manera única de percibir la responsabilidad.

Hemos tomado acción, administrando una cuenta conjunta de Instagram (ya creada), con el claro propósito de unir nuestros ideales y simplificar aún mas nuestros esfuerzos por buscar lo que viene a ser “Dos personas una sola meta”, o hablando claro, para tener mas horas de entreno.
Por otro lado, lo que se refiere a mi anterior cuenta personal, puntualizar que la mantendré sin mas publicaciones por mi parte. Resumiendo, limito su empleo al libro “Eva y el socorrista canario” que viene a ser una extensión del blog socorrista canario De este modo pretendo consolidar y estimular el acercamiento, a la vez que tentar y vencer a los ya conocidos tópicos sobre el egocentrismo, soberbia, bullying, obsesión, etc.
Definitivamente elijo con libertad, eliminaré mi cuenta personal de instagram, sueño cumplido, ¡aleluya!
Lo tenemos muy claro, ya tenemos lo que queremos, el uno al otro, ninguno de los dos busca competir.
PD: lo mismo con la cuenta de twitter.
Hoy en día nos establecemos en la era de los selfies, también conocido, al menos en Canarias, como «el postureo», expresión coloquial que se usa para referirse a una posición corporal esbelta.
Desde siempre el cerebro, por medio de los ojos, procesa la imagen, para dar paso, a través del procesamiento de la información, a la toma de conclusiones, dando lugar al comentario.
Hemos pulverizado todos los records esperados que da respuesta al desarrollo humano, una prolongada época de información está precediendo a otra donde se le da un gran valor a la percepción visual, me provoca sonrojo, estupor y pavor ante tal saciedad, me parece grosero juzgar sin prueba intelectual alguna, se refleja la delicada barrera que nos separa sobre la invasión de nuestras vidas privadas.
De ahí que este paradigma contemporáneo haya provocado más de un error en alguna toma decisiva, tratando de basarse en el interés general, muchas veces incluso conclusiones psicóticas e irracionales a simple vista; a los hechos me remito.
Al investigar la historia comprobamos que las letras provienen de los signos, utilizando diferentes diseños que, ópticamente hablando, eran interpretados y conjugados por la suma de vectores, dando un significado definido por los sabios de la época, sin embargo era encriptado y abstracto para la inmensa mayoría, un ejemplo fue La Biblia en los 10 mandamientos en el Libro Josué del Antiguo Testamento.
Todo este ciclo cultural transitorio ha quedado registrado durante el paso de los años y archivado en escritos restaurados y estratégicamente custodiados en museos de historia de la lengua internacional.
Nos hemos dejado llevar, una vez más, por la simplicidad que supone interpretar una imagen, que aunque impredecible, suele representar un instante determinado que ha sido inmortalizado, del cual probablemente muy pocos acertarán queriendo dar con el significado que complete la respuesta.

2 comentarios en “Vale más mil signos que una imagen

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s