Con la ayuda del los técnicos en emergencias sanitarias

Texto recuperado de Diciembre del 2019. He decidido volver a recuperar este texto con ustedes, dedicado a mis compañer@s de trabajo. Espero lo disfruten tanto como yo.

Me ha sido imposible escribir sobre lo sucedido de manera continuada, os aseguro no tiene desperdicio la lectura. A parte de las amenazas sufridas hacia mi persona por parte de un violento, lo que me viene a la cabeza es el servicio que voy a contaros.

Cuando vamos bajando a los puestos de trabajo en la playa con el recurso 4×4, justo antes de abrir, vemos mi acompañante conductora y yo un grupo de personas en las proximidades de una cancha de volley playa. Nos empiezan hacer señales pa’ que atendamos a una persona tumbada en la arena. Salgo corriendo y me dicen que ya hay dos compañeros con el accidentao, según parece la víctima está en parada cardio respiratoria. Salgo con el DESA, al no respira el sujeto, le colocamos los parches en lo que llega el personal que ya a dado aviso pa’ que acuda el resto de asistencia sanitaria con el recurso ambulancia. Ya con la corresponde cánula introducida en la boca y aplicado equipo de oxigenoterapia con un caudal del 100%, el DESA pide una descarga, así procedo de inmediato a pulsar el botón verde indicativo, el cuerpo reacciona al estímulo eléctrico del aparato. El hombre de 59 años, nacionalidad Filandesa está en «gasping» (respiraciones agónicas). El compañero lleva aplicando el masaje cardiaco desde que llego. Los acompañantes dicen que se desplomó mientras jugaba, con bastante intensida por cierto y trás quejarse de un fuerte dolor pectoral durante al menos 1 minuto. Una vez toman el control los técnicos en asistencia sanitaria afortunadamente el hombre empieza a emitir pulso trás un intervalo de 30 compresiones x 2 insuflaciones del ambu, trás colocarlo en PLS (posición lateral de seguridad) y subido a la camilla es transladado a un centro hospitalario por la ambulancia medicalizada.

  • Una persona accidentada o ante un hecho grave inesperado necesita:

– Atención sanitaria para restablecer su salud física.

  • – Apoyo psicológico: Escucharlas e interesarse por ellas, entender sus emociones y comportamiento, ofrecerles ayuda psicológica.
  • Para todo ello hace falta tener conocimientos de psicología y tener conocimientos sobre técnicas de comunicación.

Una persona accidentada no es un coche roto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s