Visión general

Caminar es un movimiento humano básico. No podemos dejar de pensar que no hacemos correctamente.

Hacemos lo que se supone que hemos de hacer. La mayoría de nosotros hemos asumido patrones de movimiento que son restrictivos, a veces hasta el punto d ir en detrimento de nuestra salud.

Las imágenes de la belleza con las que la publicidad nos bombardea constantemente también influye en nuestro movimiento y en nuestras posturas. La buena notica es que podemos aprender a caminar como se supone que estamos diseñados para hacerlo: de forma erguida, centrada, fuerte y enérgica.

Dicho de forma simple, el arte del Caminar Chi implica aprender a inclinarse levemente hacia delante cuando caminas. De este modo, sacarás provecho de la fuerza de la gravedad, porque, cuando te inclinas, la fuerza de la gravedad tira de ti hacia delante, proveyéndote de la mayoría de tu propulsión para avanzar. Esta enorme fuerza está a nuestra disposición permanentemente.

Tu zancada debe tener una amplitud que te sea cómoda y no debería sentir una sensación punzante en la parte de atrás del talón, lo que significaría que estás sobrecargando el tendón de Aquiles.

Una vez que hayas establecido una cómoda amplitud de zancada, es importante mantenerla constante, independientemente de la velocidad a la que camines. Lo único que cambia con relación con tu zancada es la cadencia, el ritmo con que tu pie se apoya en el suelo. Si caminas rápido, se incrementará tu cadencia, pero no la amplitud de la zancada.

¿Has deseado alguna vez que hubiera un modo de cambiar tus sentimientos mediante un simple interruptor? Como cuando has pasado una noche de perros y te espera una importantísima reunión. O como cuando has tenido un día caótico, loco, y lo último que quisieras hacer es tener que recoger a un ejercito de críos que están esperando que los pases a recogerles para llevarlos a un partido de fútbol al acabar la escuela.

Un variado espectro de caminatas afectan a 4 niveles de la existencia humana: el nivel físico, el emocional, el mental y el espiritual.

La mayoría de experiencias y descubrimientos interiores son frágiles y necesitan ser tratados con el máximo cuidado. Desde acondicionar tu cuerpo para relajar los músculos hasta calmar tu corazón para afinar tu mente.

“Hay más cosas en la vida que aumentar su velocidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s