Reciclar

Reciclar es una de las actividades cotidianas más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo.

Tanto, que puede participar cualquier miembro de la familia, incluso los más peques de la casa.

Reciclar es también un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente.

5 razones que muestran por qué es importante reciclar

Ahorramos energía y luchamos contra el cambio climático

Usamos menos materias primas

Fabricamos nuevos productos

Creamos puestos de trabajo

Preservamos el medioambiente

Pero hay productos que no se pueden reciclar, y además de ser dañinos para la salud humana también lo es para la salud del medioambiente.

En este caso hablaremos de las colillas, algo tan habitual en nuestras calles, más bien, en el suelo, en los jardines, los parques, etc. Algo tan cotidiano a nuestra vista, que al final se puede creer que algo tan pequeño no general ningún problema.

¿Qué son las colillas?

Una colilla es la parte sobrante de un cigarro ya consumido, la cual contiene restos de tabaco y el filtro del cigarro. Normalmente está hecho de acetato de celulosa, material no biodegradable.

Nos encontramos ante uno de los residuos que más contaminan el medioambiente. No debemos olvidar que la función de estos filtros es acumular componentes nocivos del tabaco, y estas sustancias se transfieren al suelo, al agua, o donde quiera que las desechemos.

Al año se pueden llegar a lanzar 4,5 billones de colillas, de las cuales la gran parte acaba en los océanos, ya que son arrastradas por el agua a través de las alcantarillas, o por la lluvia. Para que se hagan una idea, solo hace falta una colilla para contaminar entre 8 y 10 litros de agua.

La cantidad de colillas que se tiran al suelo se multiplicó con la entrada en vigor de la ley antitabaco que prohibía fumar en lugares cerrados.

¿Son reciclables?

No, debido a su composición, las colillas no son reciclables.

Tipo de contenedor

El contenedor adecuado para desecharlas es el contenedor gris, es decir, aquel donde se depositan los residuos que no se pueden reciclar y tampoco pueden usarse para hacer compost.

Si estás fuera de casa y quieres tirar tus colillas adecuadamente, en España, la mayor parte de las papeleras que encontramos por la calle cuentan con un cenicero para poder apagar y depositarlas.

En zonas de playa o de campo, tienen que ser las propias personas las que se encarguen de tirar las colillas en ceniceros portátiles.

Debemos tener en cuenta que, aunque no se puedan reciclar, el gran problema de las colillas viene por tirarlas al suelo. Otra práctica muy común es tirarlas al retrete, costumbre no recomendada ya que los residuos acabarán de la misma forma en el océano.

¡¡Aún estamos a tiempo!!

Ayuda al medioambiente a tener la mejor salud posible, pues si ella enferma tú también enfermaras.

Es totalmente reversible lo que hemos contaminado, y en tus dedos esta la solución.

A unos pasos de ti está la solución, se llama papelera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s