¿Sabes como correr por la playa?

Si al final has decidido correr por la playa, busca las horas en las que la marea este lo más baja posible (bajamar) y busca los tramos con menos inclinación.

Correr siempre con zapatillas, evitando que te entre agua para esquivar las rozaduras y heridas en la piel. Evita que las sesiones sobre este terreno sean de duración larga.

Un entrenamiento recomendable puede ser correr 20-30 minutos sobre terreno más firme (asfalto) y terminar la sesión con 15-20 minutos corriendo por la playa. Después descálzate y corre 5´ descalzo por la orilla, recuperando sensaciones y sintiendo cómo funcionan nuestros apoyos cuando corremos. Para finalizar camina 10´ con el agua por los tobillos, la arena te proporcionará un efecto de masaje, facilitará el retorno venoso y el agua refrescará tus pies, disminuyendo los procesos inflamatorios.

ALGUNOS BENEFICIOS DE CORRER EN LA PLAYA:

  • Mejora la respiración. Esta mejora se debe a la humedad, la baja presión y a la temperatura, que facilitan la recepción de oxigeno por parte del organismo, favoreciendo un mejor entrenamiento de carrera.
  • Fortalecimiento. Correr por la playa de forma puntual y en sesiones cortas, es un trabajo específico que nos ayuda a fortalecer los músculos de los tobillos. De esta forma evitaremos los dichosos esguinces.
  • Nos ayuda a quemar más calorías. La presencia constante de yodo en la playa (el agua, la tierra y el ambiente tienen altas dosis de yodo), nos ayuda a estimular la glándula tiroides y aumenta de esta forma la quema de calorías por parte de nuestro organismo.
  • Poder relajante. Solo con escuchar el sonido del mar, nuestro cuerpo se siente más relajado y en mejor predisposición para afrontar un entrenamiento de carrera. A todo ello debemos de sumarle que un baño en el mar, nos aporta una cantidad de minerales y electrolitos, que absorbemos por la piel, lo que nos ayudará a mejorara nuestro rendimiento.
  • Efecto cicatrizante. El calor y la humedad en nuestros pies, pueden provocarnos rozaduras y ampollas. Pero el poder cicatrizante y desinfectante del agua del mar nos ayudará a curarlas en cuanto antes. Sólo tienes que meter tus pies en el agua y descansar un rato al sol para acelerar el proceso de cicatrización.

PRUEBA ESTO

Métete en el agua descalzo, hasta que esta alcance la altura de tus rodillas. Una vez dentro intenta desplazarte con zancadas muy amplias, la resistencia del agua obligarán a tus cuadriceps a realizar un trabajo extra de fuerza para desplazarte. Del mismo modo la musculatura del tronco estará trabajando de forma eficiente para estabilizar las tracciones a las que se encuentra sometido el tren inferior. Con este ejercicio estamos trabajando la fuerza y la capacidad propioceptiva, y es muy recomendable en la recuperación de lesiones. No abuses mucho de este trabajo de fuerza, e intercala esta carrera que nos ofrece una resistencia al avance (dos minutos), con caminar suave con el agua por los tobillos (tres minutos).

Si el mar esta en calma y lo que quieres es fortalecer toda la musculatura de tu cuerpo, introdúcete en el agua hasta que dejes de hacer pie y con el agua al cuello, corre sin apoyos, realizando el gesto de carrera tanto de piernas como de brazos. La resistencia que nos ofrece el agua en nuestros movimientos, nos permite trabajar por igual el tren inferiory superior de forma más intensa.

Fuente: Go Triatlón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s