La virtud de vigilar

Vigilancia de bañistas y actividades acuáticas. Cuando existen actividades acuáticas distintas del baño, debe haber medidas preventivas mas rigurosas y directas.

1. Reconocer las posibles víctimas antes de entrar al agua.

2. Reconocer a los usuarios de alto riesgo:

  • Niños, ancianos, obesos, personas que hayan tomado algún tipo de sustancias estupefacientes o alcohol, personas que no saben nadar, bañistas con materiales especiales para actividades acuáticas. Este tipo de bañistas pueden ser:
    – Grupos de excursionistas, turistas y/o personas con alguna discapacidad física o psíquica. Se debe realizar una adecuada comunicación para que este tipo de personas puedan prestar atención a las indicaciones de los socorristas en caso que sea necesario.

3.- Control de las actividad de riesgo dentro y fuera del agua. Las actividades recreativas y deportivas tienen que estar diferenciadas en espacios distintos (campeonatos de surf, pesca submarina, etc.)

Estas actividades generan un aumento del riesgo de accidentes, se debe realizar una evaluación de riesgos, para prevenir y controlar los riesgos que puedan existir.

Es importante familiarizarse con las normas existentes sobre la actividad acuática a realizar.

Se deben conocer las situaciones de riesgo de una actividad concreta para establecer las medidas oportunas de prevención.

Fuente: ciclo formativo grado medio técnico deportivo en salvamento y socorrismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s