Más alto, más guapo, más listo

En los buenos momentos, cuando escribo, mi orgullo me lleva a pensar que soy infinitamente mejor que los demás y quizás lo sienta, otra cosa es que lo crea y peor todavía que lo diga o escriba con rotundidad, eso le corresponde a las demás personas a los que me expongo para que me den su clara opinión.

Seguir leyendo “Más alto, más guapo, más listo”