Recomendaciones generales a adoptar por el personal

– Evitar el saludo con contacto físico, incluido el dar la mano, tanto al resto de personal como a usuarios.

– Si se utiliza mascarilla, desecharla al finalizar su vida útil, en el depósito de residuos correspondiente.

– Tirar cualquier desecho de higiene personal, especialmente, los pañuelos desechables, de forma inmediata a las papeleras o contenedores habilitados.

– Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, o, si no existe esa posibilidad, con una solución hidroalcohólica.

– Es especialmente importante lavarse las manos con jabón adecuadamente, o utilizar la solución hidroalcohólica, después de toser o estornudar o después de tocar, superficies potencialmente contaminadas.

– Desinfectar frecuentemente los objetos de uso personal (gafas, móviles etc.) con una solución hidroalcohólica, con agua y jabón o con otros productos que también están habilitados para ello.

– Mantener las puertas abiertas de todos los departamentos facilitando la ventilación de las zonas comunes.

– Evitar, en la medida de lo posible, utilizar equipos de trabajo o dispositivos de otros empleados. En caso de que exista alternancia en el uso de determinados equipos o dispositivos (equipos de radio portátil, material de rescate, etc.), se deben establecer pautas para la reducción del riesgo de contagio. Estos materiales se deben limpiar y desinfectar, tras su uso, a la finalización de la jornada de trabajo.

– En el caso de que el equipo de salvamento y primeros auxilios sea empleado con un usuario de la playa, también deben limpiarse y desinfectarse tras su uso (equipamiento para las curas, inmovilizadores, etc.).

– Planificar las tareas y procesos de trabajo de tal forma que se mantenga idealmente y cuando las infraestructuras lo permitan la distancia de seguridad interpersonal.

– En caso de que existan turnos, éstos deben planificarse siempre que sea posible de forma que se concentren los mismos empleados en los mismos grupos de turnos.

– Si el personal precisa cambiarse de ropa, debe habilitarse un espacio o un sistema que permita también asegurar dicha distancia interpersonal.

– Implementar un método de control horario que evite el uso de una misma superficie por parte de distintos empleados, en acciones comunes (horarios de almuerzo, descansos, tareas programadas en un mismo lugar, etc.). Debemos evitar, que, bajo ningún concepto, nos saltemos la distancia de seguridad durante nuestra labor diaria.

– Si fuera necesario el uso de vehículos compartidos, debemos estar atentos a la normativa vigente, para actuar en consecuencia. En la actualidad, para circular en un mismo vehículo dos personas, pueden ir en la misma fila de asientos, pero con mascarilla e intentando dejar la máxima distancia entre ambos, que sea posible.

– Cada miembro del equipo es responsable de minimizar el riesgo de contagio y propagación, producidos por el COVID-19, garantizando que se ejecutan las medidas programadas (constante lavado de manos, no compartir espacios reducidos sin motivo alguno, utilización de los EPIs previstos para cada intervención, etc.).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s