Autonomía Personal

En todos los ámbitos de la vida tener autonomía personal resulta beneficioso. Incluye el desarrollo de un conjunto de habilidades motrices que favorecen la independencia a la hora de actuar.

Por tanto el aprender a ser una persona autónoma implica y supone saber desenvolverse a nivel personal, social y profesional en el mundo actual, donde debemos desarrollar una serie de conocimientos, destrezas, habilidades, actitudes y valores que contribuyan al desarrollo de la autonomía personal de cada uno de nosotros.

Según la Ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia se define la autonomía personal como:

“Capacidad de controlar, afrontar y tomar por propia iniciativa decisiones personales acerca de cómo vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, así como de desarrollar las actividades básicas de la vida diaria”.

Definición de salud – estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Capacidad del individuo para mantener un estado de equilibrio apropiado a su edad y a sus necesidades sociales, en el que éste está razonablemente indemne de importantes incomodidades, incapacidad, insatisfacciones o enfermedad, así como la capacidad de comportarse de tal forma que asegure la supervivencia de su especie tanto como su propia realización personal. Desde la perspectiva social, el concepto de salud es una construcción dinámica, que ha ido evolucionando a lo largo de la historia condicionada a los cambios económicos, científicos y culturales. No podemos olvidar que la salud-enfermedad, el estilo de vida, las pautas de consumo, las formas de pensar, de sentir y de actuar están influenciadas, además de por la biología, la propia experiencia, y los recursos y capacidades personales, por factores socioculturales. Estos son distintos según las sociedades, culturas y grupos sociales.

El concepto de la autonomía personal está muy relacionado con el de dependencia, que según el Consejo de Europa se define como:

El estado en que se encuentran las personas que, por razones ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual tienen necesidades de asistencia o ayuda para realizar actos corrientes de vida ordinaria.

Por tanto resulta evidente y obvio que en la población actual habrá colectivos o grupos que no dispongan de la suficiente autonomía personal, ya sea por una pérdida o falta autonomía física, mental o sensorial y necesitan de cuidados, ayudas y adaptaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s