Aparato auditivo

El aparato auditivo no solo nos permite oír sino que adicionalmente desempeña otra de las funciones más importantes, el equilibrio.

La anatomía del oído puede dividirse en tres grupos principalmente:

• Oído externo: está compuesto por la oreja y el conducto auditivo.

• Oido medio: dentro del oído medio existe una cavidad llamada caja timpánica, donde se aloja la membrana timpánica. Por uno de los lados conecta con la trompa de Eustaquio. Su misión es transmitir y amplificar las ondas sonoras o vibracionales que se producen en la membrana del tímpano mediante una cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo).

• Oído interno: es una cavidad hueca en el hueso temporal del cráneo, que incluye la cóclea y los canales semicirculares (junto con el sistema visual) de mantener el equilibrio.

La pérdida de audición es uno de los problemas más habituales en nuestra sociedad, ya que estamos constantemente expuestos al ruido. También puede estar asociada a otras causas como consecuencia de una enfermedad, ingesta de medicamentos, traumatismo, hereditario, etc. Para proteger nuestro sistema auditivo, será necesario evitar una exposición prolongada a altos niveles de ruido (por encima de 85 dB).

La utilización de dispositivos como tapones o cascos es altamente recomendable, ya que puede proporcionarnos una atenuación del ruido de entre 20-30 dB.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s