Valoración del número necesario de socorristas

En base al tipo de playa, usuarios de la misma (niños, ancianos, etc.) y estudio de afluencia (entresemana, fines de semana, etc).

La existencia de un equipo y equipamiento de salvamento adecuado en las playas es una circunstancia de vital importancia para el correcto y completo funcionamiento de los espacios acuáticos naturales.

En todas las playas Bandera Azul, y entre ellas en las de la Región de Gran Canaria, es obligatoria la presencia de socorristas con el fin de incrementar el nivel de seguridad en las playas especialmente en aquellas con un elevado número de usuarios como puede ser el caso de esta Comunidad Autónoma.

Debe existir un número adecuado de socorristas (siempre con un mínimo de 2) el cual se establecerá en función de los factores de riesgo y peligrosidad que tenga cada playa.

Los motivos, que justifican este número mínimo son objetivos y fundamentados en criterios básicos de prevención e intervención:

1. En caso de intervención de rescate o primeros auxilios, si sólo hay un socorrista, la playa se queda sin servicio de socorrismo.

2. Los socorristas tienen derechos laborales y deben disponer de un tiempo para sus necesidades (comida, necesidades fisiológicas).

3. Se están realizando investigaciones que demuestran que después de un rescate, el socorrista no se encuentra en condiciones de realizar la RCP con efectividad, por lo que sería necesario otro para atender esta intervención y entre ellas en las de la Región de canarias, es obligatoria la presencia de socorristas con el fin de incrementar el nivel de seguridad en las playas especialmente en aquellas con un elevado número de usuarios como puede ser el caso de esta Comunidad Autónoma.

Debe existir un número adecuado de socorristas (siempre con un mínimo de 2) el cual se establecerá en función de los factores de riesgo y peligrosidad que tenga cada playa.

Los motivos, que justifican este número mínimo son objetivos y fundamentados en criterios básicos de prevención e intervención:

1. En caso de intervención de rescate o primeros auxilios, si sólo hay un socorrista, la playa se queda sin servicio de socorrismo.

2. Los socorristas tienen derechos laborales y deben disponer de un tiempo para sus necesidades (comida, necesidades fisiológicas).

3. Se están realizando investigaciones que demuestran que después de un rescate, el socorrista no se encuentra en condiciones de realizar la RCP con efectividad, por lo que sería necesario otro para atender esta intervención. Deben estar situados a intervalos regulares de acuerdo a las características y el tipo de uso de la playa y ubicados, siempre que la orografía de la playa lo permita, lo más cerca posible del agua para desempeñar en mejores condiciones sus labores de vigilancia teniendo una visibilidad de la zona de baño correcta y completa.

El número de socorristas puede variar a lo largo de la temporada de baño (y de los días de la semana) de acuerdo con el nivel de afluencia y las necesidades específicas de la playa. Una posible situación especial podría ser la asistencia a la playa de una excursión, escuela de verano o campamento, lo que provoca un aumento de los usuarios de forma repentina y esporádica. Esta situación debe ser comunicada al jefe de equipo de la playa o al responsable y/o coordinador del servicio de socorrismo lo antes posible para poder hacer frente a esa demanda y aumentar el número de socorristas en la zona.

Fuente: ciclo formativo grado medio técnico deportivo en salvamento y socorrismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s