Todo contigo

Hemos quedado en Las Palmas de Gran Canaria después de que yo terminara de trabajar, con la clara y convincente idea de que pasáramos la tarde-noche juntos en uno de nuestros lugares habituales, el tritón, justo antes de entrar en la avenida marítima de la ciudad.

El primero en llegar he sido yo, gracias a dios ya estaba duchado, merendado y con ropa limpia. Al poco tiempo ha llegado ella, mientras, hablábamos desde los coches y bueno se ha dado una situación incómoda con el retraso debido a una clara falta de comunicación que justificara un comportamiento alterado. Después de acercarse mi media naranja hacia mi para darme el beso de rigor, cuando yo me encontraba despistado usando el teclado del móvil y tras nuestro esperado encuentro, surge nuestra motivación habitual en estos casos que es entrenar. Tras algún tímido intento comprobamos que mi mente pide un plan B y propongo ir a caminar por la avenida.

Aún es de día, Eva como de costumbre acepta sin rechistar, yo ni tan siquiera llevo ropa deportiva. Si, lo acepto, se que le he metido la charla, igual debería haberme vuelto al sur, a veces ni me explico como me aguanta. Mientras tanto trato de entender cuál es la situación real, percatarme de nuestros posibles errores como pareja para que en la medida de lo posible no vuelva a ocurrir. Sobre todo me afano en aclarar con todas mis fuerzas que es lo que sucede para seguir conservando intacta nuestra relación de ensueño. No digo que la comunicación verbal sea mala, ni que las personas, en este caso nosotros como pareja tengamos la necesidad de dar alguna explicación, tipo tostón, de vez en cuando, solo pienso que hablar puede llevar a confusiones y hay que tener claro lo que se dice. Cuando escribimos podemos transmitir nuestras emociones en forma de texto, prosa, poesía y de forma individual permitimos corregir nuestras palabras, evitando más de un posible mal entendido. Si, nosotros somos de llamarnos por teléfono y mandarnos audios, por supuesto, nos encanta todo de nosotros y hace que nos sintamos orgullosos el uno del otro. Cuando observo a muchas parejas de otras nacionalidades me doy cuenta que, más bien, son de poco hablar y simplemente me parece interesante, no digo que sea lo correcto. Tan sólo opino que tenemos un amplio abanico de posibilidades de expresar nuestros sentimientos y debemos esforzarnos un poco más, bajo mi punto de vista, si queremos conquistar a nuestra media naranja. Volviendo a nuestro paseo como pareja, pues sinceramente me ha ayudado a desahogarme al hablar mientras caminaba, teniendo a la mujer de mi vida al lado escuchando. Me encontraba con ganas de todo, se que cuando me pongo serio puede chocar, soy exigente, lo reconozco y pido disculpas, es algo que deseo corregir, más que nada porque prefiero disfrutar al máximo de la compañía, del tiempo que pasamos juntos, los mejores del día son junto a ti mi amor. Eva por una vida juntos, eres la razón de mi existir.

¡Todo esfuerzo tiene su recompensa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s