Sala base ”BC”

Esta mañana, hemos salido con los recursos hacia la playa con la intensidad que caracteriza al grupo, salvo algún caso aislado.

Una vez en la playa, está vez desde la sala base (centro de coordinación desde costa), nos distribuimos en los puestos, transportados en 4×4 para la apertura y cierres de las torretas, según el cuadrante establecido por el coordinador.

Hoy la marea está prácticamente llena, con un coeficiente del 72% y la mar está rizada, con viento componente sur, que al medio día rola en sentido contrario encapotando finalmente el cielo que ya estaba entre nublado.

Me toca hacer dinámica por la orilla, me detengo en “BC”, para a continuación dirigirme a la zona de los espigones por ordén, sugerencia y/o recomendación.

Una vez estoy en el primer espigón compruebo que en la delantera y trasera de mismo se encuentran dos banderines que anteriormente colocaron los compañeros y que advierten de la peligrosidad de la zona por lo agreste del firme y por los remolinos que se están formando por las corrientes debido al oleaje y al fuerte viento.

Comunico a la compañera de la sala base (BC) que me dispongo a continuar en vigilancia dinámica hasta el siguiente espigón y se me comenta que es preferible mantener mi posición y ella personalmente solicita otros recursos para cubrir la zona anteriormente comentada y algo inaccesible. El recurso terrestre queda inoperante para acudir al segundo espigón debido a que nos encontramos con marea alta y es intransitable la zona por tierra.

Mientras tanto comunico a “BC” la necesidad de que debido a las condiciones meteorológicas adversas veo necesario acudir a los otros dos espigones. Efectivamente, nada más rebasarlo, me veo obligado a tocar el silbato para indicar a un padre y su hija, en peligro inminente, que hagan caso a los banderines rojos que prohíben el baño en ambos costados del primer espigón (ya señalizado).

Cuando de repente, de forma coordinada se escucha por la emisora que la moto acuática con dos ocupantes salen al agua para vigilancias dinámicas (justo a tiempo). Yo ya me encuentro de vuelta a la sala base, cuando llego ya se está coordinando la colocación del banderín rojo en el espigón dos y que va a ser trasportado desde el agua. Lo explico porque ha sido alucinante. El socorrista que va en la moto se ve obligado acudir prácticamente a nada desde mar a tierra trás la maniobra del patrón que lo acerca de forma segura a la orilla donde lo esperan los otros socorristas para entregarle el banderín que posteriormente llevarán dicho socorrista (tripulante) y el patrón por mar al espigón dos.

Vaya equipo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s