Socorristas y uso del teléfono

Este es un tema que se nos insiste con bastante frecuencia a la hora de compaginar nuestras funciones laborales de socorrista con el uso de internet.

Yo afortunadamente he decidido limitar el uso del mismo ya que no lo considero una herramienta imprescindible para ejercer mi profesión, de hecho, ayer no llevé el movil a la playa, considero que en mi caso su uso me perjudica mas que favorecerme.

Yo programo las entradas (post) del blog para que se publiquen los contenidos del mismo y compartan en las redes sociales de forma automática a traves de todos mis canales de comunicación, sin necesidad de tener que tener el movil operativo conmigo.

Ahora, si me lo permiten, me gustaría hablar un poco del tema WhatsApp, no si antes confirmar que se ha convertido en una auténtica herramienta de comunicación en España, casa vez más, con la llegada del mensaje de audio, posiblemente el método más cómodo ya que te permite mantener el contacto visual fuera de la pantalla. Esta App trae de cabeza a muchas personas, es muy sencilla de usar, un canal directo donde es muy dificil escapar de sus redes. Se ve necesario tener en cuenta todo esto ya que facilmente nos veremos tentados a revisar la pantalla del teléfono movil porque raro será no tener algún mensaje.

De cualquier manera, y ya metidos en el tema del socorrismo, veo correcto hablar (o mejor dicho escribir), sobre este asunto de los telefonos moviles con la incansable esperanza de que el móvil es una herramienta que nos hace la vida más sencilla, permitiéndonos convivir entre todos, desde mi humilde opinión, para que esto no parezca que estamos como en una competición, a merced de nuestra adicción, o simplemente por el hecho de buscar un sentido racional, como otros temas que veo importante tenerlos presentes y no dejaré pasar como si no fuesemos capaces de entenderlo. La tecnología arrasa con todo, vivir sin teléfono movil es prácticamente inviable (serias in bicho raro) y prohibir su uso en los trabajos es algo dificil de ver, sin embargo internet tiene una manera de aproximarnos a la realidad casa vez más tangible y que a traves de este blog procuro transmitir mis inquietudes de forma general y personal, así es como yo me expreso, usando este canal que me resulta laborioso pero a la vez gratificante, yo elegí ser un blogger, que elegistes ser tú?

P.D. El teléfono móvil te acerca de las personas que están lejos y te aleja de las personas que tienes cerca.

2 comentarios en “Socorristas y uso del teléfono

  1. Anónimo

    Os envío esto pues sé de primera mano que muchos sos lo desconocen y el estar con el móvil mirando internet chat juegos puede tener responsabilidad penal. Esto lo hacen los sos no todos eso está claro. Sin ir más lejos este verano comprobé cómo un sos pasaba media hora sin levantar la cabeza y la vista del móvil, otro sos 10 minutos con un juego en el móvil. Estuve 5 minutos en su espalda ni sé entero viendo como se entretenía con un videojuego.

    ¿Tiene alguna responsabilidad penal el socorrista si se produce un ahogamiento o cualquier otro incidente grave en la piscina o playa?
    En el ejercicio de sus funciones como socorrista, éste puede ser responsable de la comisión de un delito, si se dan alguna de las siguientes circunstancias.
    1.- Omisión del deber de socorro:
    De acuerdo con el artículo 195 de nuestro Código Penal comete este delito tanto el que no ayuda a una persona que se desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando puede hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, como el que si no puede hacerlo no solicita con urgencia ayuda de otros. En ambos casos la pena prevista es de multa de tres a doce meses.
    Sin embargo, si el accidente ha sido ocasionado de forma fortuita por la misma persona que además no le auxilia, la pena será de prisión de seis meses a 18 meses, y si el accidente se causó por imprudencia, la pena será de prisión de seis meses a cuatro años.
    Por otro lado, al ser el auxilio una obligación del socorrista, sería aplicable el artículo 196 que establece que la pena cuando denegación de ayuda o abandono se derive riesgo grave para la salud de las personas, se aplique en la mitad superior. Adicionalmente se le castigará con pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público, profesión u oficio, por tiempo de seis meses a tres años.
    2.- Lesiones imprudentes:
    Cuando tratando de ayudar a un bañista el socorrista lo hace sin la debida diligencia y como consecuencia de su actuación se le produce algún tipo de lesión, puede ser responsable de un delito de lesiones imprudentes del artículo 152 del Código penal, que establece una serie de penas para quienes producen lesiones a otro por imprudencia grave, que pueden llegar a los tres años de prisión. En el caso del socorrista, al ser una imprudencia profesional podría además ser inhabilitado para el ejercicio de la profesión de seis meses a cuatro años.
    3.- Homicidio imprudente
    Si como resultado de esa actuación negligente del socorrista se produjera la muerte de una persona, podría ser imputado por un delito de homicidio imprudente del 142 del Código Penal castigado con pena de prisión de uno a cuatro años y al ser una imprudencia profesional podría también ser condenado a pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión por un período de tres a seis años. Si la imprudencia fuera calificada de “menos grave” la pena será de multa de hasta dieciocho meses

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s